‘Un ángel sin alas Los bailarines adversos’ por Víctor Molina

Versió per a nens i nenes

Et ta blessure, où est-elle ?
Je me demande où réside, où se cache la blessure secrète où tout homme court se réfugier si l’on attente à son orgueil, quand on le blesse ? Cette blessure — qui devient ainsi le for intérieur —, c’est elle qu’il va gonfler, emplir. Tout homme sait la rejoindre, au point de devenir cette blessure elle-même, une sorte de cœur secret et douloureux..

Jean Genet, Le Funambule.

Un cortejo de acróbatas atraviesa la literatura y el pensamiento modernos. Lo que tienen en común los funámbulos de Nietzsche y de Jean Genet, el trapecista de Kafka o de Georges Tabori, el acróbata de Michel Leiris, pero también los juegos y los transes que apasionaron a Marcel Mauss, a George Bataille y a Roger Caillos, o la caída del clown en Henri Michaux, es que son figuras a contrapelo, Son figuras adversas. Lo son los atletas que habitan el pensamiento de Sloterdijk, los bailarines de Rancière, así como los “desarzonados” de Pascal Quignard. Todos son ángeles sin alas, como diría Genet.

Todos tienen la misma atracción a la caída, al abismo, al vértigo. Rudo danza y circo, dos artes que no utilizan la psicología sino la fisicofolía, según el término introducido por Marinetti para referirse al cuerpo y su mecimiento, el cuerpo que juega con su inestabilidad: un cuerpo ido, turbado, perturbado. Rudo mezcla música y marionetas, dos artes de cuerda, de hilo. Atiende la oscilación, lo vibrátil, el cimbreante acto del equilibrista. Rudo muestra otra manera de bailar, otra manera de pensar la danza. Otra manera de andar por el mundo. Entre poesía y escena, Rudo es una danza donde la vulnerabilidad del funámbulo se ofrece a la experiencia íntima de una mirada compartida. En el ruedo de Rudo vemos que otros ven lo que vemos. Rudo accede al absurdo y a la experiencia del vértigo que a nadie deja indiferente. Entiende lo que la danza busca, la posibilidad de experimentar un cuerpo no como imagen de un yo, sino como una cosa entre las cosas, un conjunto de capacidades, de imposibilidades, de configuraciones, de habilidades, de pérdidas. De puentes.

El circo es poesía en acción. Es creación de imágenes y de sacrificios del artista en su creación. Por eso Jean Genet afirmaba que es la cuerda del funámbulo, el objeto, la materia, la varilla, lo que en el circo se expresa por medio del artista.  Y no al revés. El funámbulo da un salto y  la cuerda y el aire danzan, y no al revés. Rudo es un camino sobre una línea, sobre el instante, es guiño del cuerpo.

Víctor Molina

Bibliografía

Baudrillard, Jean, El paroxista indiferente: conversaciones con Philippe Petit. Anagrama ed. Barcelona, 1998
Genet, Jean. Le funambule. Ed. Gallimard, Paris, 2010.
Kleist, Heinrich Von. Sobre el teatro de marionetas. Y otros ensayos de arte y filosofía. Ed. Hiperión. Madrid, 1998.
Neuman, Andrés, El equilibrista. (Aforismos y  microensayos). Ed. Acantilado. Barcelona, 2005.
Petit, Philippe, Traité du funambulisme. Actes-Sud, Paris, 1997 (2ª ed. 2009.)

 

Films

Marsh, James, Man on wire. Magnolia Picture. UK, 2008.
Rpussel, Benoît, A movement in time and space. Robert Wilson / Isabelle Huppert. PCT. Cinéma Martigny, 1993.
Schmidt, Daniel, The written face. TC Film, Zürich, 2004.

 

Linkografia

https://vimeo.com/96779122 (trailer de Rudo).

https://youtu.be/ozLsqYlZuzQ (funámbulo)

 

Cia MANOLO ALCÁNTARA presenta Rudo en el Mercat de les Flors el 21 y 22 de marzo.

Cia MANOLO ALCÁNTARA presenta Rudo (funcions per a escoles). 19 i 20 de març.

Deixa un comentari